Buscar

BLOG

¿Cómo llevar a cabo el control de calidad en la industria?

Realizar el control de calidad industrial es esencial, porque esto identifica los defectos, errores y fallas en el producto, impidiendo que lleguen al cliente. Garantizando que los productos lleguen al mercado dentro del padrón y reglas establecidas.

Ese control a largo plazo genera un crecimiento y rentabilidad para el negocio, una vez que reduzca los desperdicios.

Pero, ¿cómo realizar un control  en la industrial que sea eficaz? Para aclarar sus dudas, hemos preparado en este contenido, consejos que te ayudarán en esta tarea. Compruébelo. 

¿Cuáles son los riesgos de falta de control de calidad en la industria?  

El control de calidad en la industria forma parte de todas las fases del proceso, es decir, desde la recepción de los materiales para la producción, cuando es necesario realizar pruebas, análisis e inspecciones, hasta el almacenamiento del producto acabado.

Todo ello es necesario para certificar que la calidad del material entregado cumple con las especificaciones exigidas, ya que pueden producirse fallos en cualquier fase de la producción, incluida la fase final.

Cuando este control de calidad no es eficaz da lugar a diversas pérdidas y situaciones desagradables como las siguientes:  

● Necesidad de retirada.

● Devolución o mantenimiento durante el periodo de garantía del producto.

● Productos de calidad inferior a lo prometido.

Estos factores también pueden afectar la imagen de la empresa. Por lo tanto, es importante adoptar algunas prácticas en las industrias, independientemente del segmento, para ayudar a los directivos a obtener mejores resultados. 

Consulte los tips para un control de calidad eficaz 

Aunque se habla mucho del control de calidad y de su importancia, sigue habiendo muchas dudas sobre cómo aplicarlos en la práctica, en el trabajo diario y en la cadena de producción. 

Por ello, hemos separado algunos consejos que pueden contribuir a reducir costos y garantizar la producción de productos con más calidad. Son las siguientes:

Establezca procesos claros y bien definidos.

Los empleados deben estar actualizados y orientados sobre los cambios y las mejores prácticas que deben adoptarse en las líneas de producción, por lo que es importante que se establezca un paso a paso de cómo deben llevarse a cabo los procesos.

Por lo tanto, es necesario que estos procesos estén escritos en instrucciones de trabajo (IT) o en procedimientos normalizados de trabajo (PNT). En caso de duda, para montar su estructura en Internet, existen varios sitios que ofrecen modelos de estos documentos y que pueden descargarse gratuitamente.

Dar prioridad a las materias primas de calidad

Es necesario asegurarse de que las materias primas son de calidad y una excelente forma de asegurarse de ello es comprobando si la empresa proveedora tiene algún certificado de calidad, como el ISO 22000, si está debidamente registrada en organismos como INVIMA. 

Al fin y al cabo, un solo fallo puede repercutir negativamente en la satisfacción del cliente y acarrear varias pérdidas a su empresa.

Siempre esté de acuerdo con la legislación específica de su segmento

Antes de pensar en cualquier acción relacionada con el control de calidad, es necesario prestar atención a las normas reglamentarias y a lo que exige la legislación de su segmento. 

Cuando se habla de control de calidad, es prácticamente imposible no mencionar la norma ISO 22000. La norma consiste en una serie de estándares internacionales que pretenden establecer requisitos y recomendaciones sobre cómo deben realizarse las operaciones de gestión en una empresa.

Ofrezca capacitaciones

Otro punto fundamental para garantizar la calidad en la fabricación de productos es la formación de los equipos.

Implantar un programa de formación continua con formación técnica y teórica, priorizando los aspectos que puedan representar más riesgos de fallo. También es importante evaluar estas formaciones y reciclar, si es necesario.

Así, además de mejorar la calidad en el trabajo, hay crecimiento profesional y valorización del equipo. 

Mantener una comunicación clara y eficaz

Mantener un nivel de comunicación claro y eficaz con todos los profesionales implicados, para que sean conscientes de lo que se está haciendo y por qué, es también una medida que ayuda a reducir errores y garantizar una mayor calidad al producto. 

Además de informar sobre las decisiones estratégicas de la empresa, también es importante que se comuniquen los cambios en los procesos y las necesidades de ajuste y que se abra un canal de diálogo para que los empleados puedan comunicar errores y sugerir mejoras. 

También es el momento de dar un feedback y elogiar a quienes forman parte de los procesos esenciales, buscando no solo la optimización del proceso y la reducción de costes, sino también la motivación de todos los implicados.

Centrarse en la satisfacción del cliente

El principal objetivo del control de calidad es garantizar la satisfacción del cliente, por lo que hay que prestar atención a lo que él solicita. 

Conozca a su cliente, realizando encuestas de satisfacción y manteniendo abiertas vías de retroalimentación, como páginas web y redes sociales, que les dejen tranquilos para dar informes sobre el servicio y la calidad del producto o servicio. 

Al fin y al cabo, el área de calidad debe estar alineada con el área de desarrollo y producción y solo así será posible diseñar o adaptar los productos a las necesidades del cliente y sabrá si sus estrategias de control funcionan realmente.

Establecer puntos de control 

Los puntos de control son cualquier operación o procedimiento cuyos fallos pueden controlarse mediante el uso de acciones preventivas. 

Realice un mapeo en el que se definan las etapas que tienen un mayor riesgo de que se produzcan problemas, ya que deben recibir una atención adicional para que se mantenga el nivel de calidad deseado. 

Siempre que se detecte y se notifique un error, es esencial que se corrija lo antes posible. 

Informe del error a todos los implicados y vea qué medidas pueden adoptarse inmediatamente. 

Para asegurarse de que se evalúan todos los criterios pertinentes, elabore una lista de control de auditoría interna a partir de la cual puedan evaluarse los elementos de todas las fases del proceso de producción, desde la compra de materias primas hasta la evaluación por muestreo de los productos acabados.

Invierta en equipos que controlen la humedad

Es importante que el entorno esté en condiciones ideales, observando las necesidades del proceso y las señaladas en la legislación y evitando no conformidades en las auditorías.

Invertir en equipos que controlen la humedad, especialmente en deshumidificadores de aire industriales, ayuda a mantener el aire en niveles adecuados para sus procesos, productos y equipos.

¿Cómo puede Bry-Air ayudar con el control de humedad?

Para resolver el problema de humedad que afecta a muchos segmentos industriales, Bry-Air tiene líneas de deshumidificadores industriales compactos que sirven a los ambientes de diversos tamaños que cumplen con los diferentes tipos de áreas.

Bry-Air es líder mundial en el control de humedad desde hace casi 60 años, y tiene en su cartera de productos la solución ideal para los problemas de humedad en la industria farmacéutica.

Haga clic aquí y póngase en contacto con uno de nuestros asesores para que podamos ayudarle a identificar el equipo ideal para su negocio.

Usamos cookies para personalizar anuncios, mejorar la experiencia, el rendimiento y la seguridad de su sitio web. Para obtener más información, visite nuestra Política de Privacidad.