Buscar

BLOG

¿Cómo controlar la humedad en teatros y auditorios?

teatros y auditorios

Los teatros y auditorios son lugares que reciben a un gran número de personas y, por lo tanto, el bienestar de los visitantes es una prioridad. Para ello, es necesario tener en cuenta diversos factores como la temperatura, la calidad del aire y la humedad del ambiente. 

El control de humedad en teatros y auditorios es esencial para garantizar la seguridad y el confort tanto de los artistas como del público.

Un exceso de humedad puede causar problemas de salud, además de dañar los equipos y afectar a la calidad del sonido y la imagen. Por otro lado, la falta de humedad puede causar incomodidad física e interferir en la acústica del ambiente.

Por eso hemos preparado este contenido con todo lo que necesitas saber sobre el control de humedad en teatros y auditorios. Siga leyendo.

 

¿Qué importancia tiene el control de humedad en teatros y auditorios?

 

El control de humedad en teatros y auditorios es de extrema importancia debido a los factores que influyen en el aumento de humedad en el ambiente, como el alto tránsito de personas, la permanencia prolongada del público y del equipo de producción, además de la ubicación del inmueble en regiones con densidad fluvial o climas tropicales.

La alta humedad en el ambiente puede causar molestias en los ojos, garganta y vías respiratorias, además de promover la multiplicación de microorganismos en el aire y en el interior de muebles, techos, tejidos y superficies porosas, lo que puede perjudicar la salud del público y del equipo de producción.

Por lo tanto, el control adecuado de humedad y la temperatura es necesario para garantizar la comodidad y la salud de las personas que frecuentan estos espacios, y también para la conservación del patrimonio artístico.

 

Principales problemas causados por la humedad en teatros y auditorios

 

La humedad puede causar numerosos problemas en teatros y auditorios, sobre todo en ambientes con butacas tapizadas, moquetas, alfombras, cortinas y lugares donde se guarda el vestuario. 

Uno de los efectos más comunes son los malos olores, el moho y los hongos, causados por hongos que proliferan en lugares cerrados, con una humedad superior al 60%, poca ventilación y sin luz. 

Incluso con limpiezas frecuentes, los teatros siguen siendo lugares propicios para la proliferación de estos hongos.

Otro problema es la presencia de ácaros del polvo, que se alojan en alfombras, sofás y cortinas y se reproducen con una humedad superior al 60%. Estos ácaros pueden provocar alergias en personas sensibles, además de dejar excrementos alergénicos en los muebles.

El exceso de humedad también puede degradar los muebles, sobre todo los higroscópicos, que absorben la humedad, como la madera MDF. 

En los edificios antiguos pueden aparecer filtraciones y goteras en el edificio, además de enfermedades estructurales reconocidas por la Organización Mundial de la Salud como Síndrome del Edificio Enfermo.

Los sistemas de aire acondicionado sin control de humedad y renovación del aire pueden permitir que la humedad se salga del rango ideal, causando molestias a los ocupantes, especialmente en ojos, nariz y garganta.

Además, en entornos densamente ocupados, como auditorios y salas de espera, la humedad puede aumentar extremadamente debido a la respiración de los ocupantes, lo que puede provocar concentraciones elevadas de dióxido de carbono y otros contaminantes de interior.

 

¿Cómo controlar la humedad en teatros y auditorios?

Como ya se ha mencionado, el control de humedad en teatros y auditorios es sumamente importante para garantizar la salud y el bienestar de los asistentes y también para preservar el patrimonio del recinto.

Los deshumidificadores industriales Bry-Air son la solución ideal para mantener la humedad del aire en niveles adecuados, entre el 50% y el 60%, como recomienda la OMS.

Con la capacidad de impedir la proliferación de microorganismos como los hongos, el deshumidificador industrial ayuda a evitar la propagación de elementos como el moho, además de eliminar los ácaros del polvo, perjudiciales en cualquier entorno.

Es importante recordar que el propio cuerpo humano contribuye al exceso de humedad en un teatro, y el deshumidificador industrial puede ayudar a mantener la calidad del aire inerior.

Desarrollados con tecnología refinada, los deshumidificadores industriales Bry-Air son adecuados para cualquier teatro o casa de espectáculos, ya que con una correcta instalación, los ruidos son equivalentes a los de un acondicionador de aire y no interfieren en las presentaciones o eventos. 

 

Beneficios del deshumidificador industrial Bry-Air

 

Los deshumidificadores industriales son una solución eficaz para controlar la humedad en diferentes entornos, incluidos teatros y auditorios. Algunas de estas ventajas son:

  • Protección del equipo.
  • Prevención de la proliferación de microorganismos
  • Conservación del patrimonio.

Líder mundial en soluciones para el control de la humedad y la deshumidificación con presencia en todo el mundo desde 1964, Bry-Air tiene una gama de deshumidificadores industriales compactos que satisfacen muchas necesidades diferentes, según su entorno.

Clique aquí y comience la conversación con un experto de Bry-Air para encontrar la mejor solución para su compañía.

Usamos cookies para personalizar anuncios, mejorar la experiencia, el rendimiento y la seguridad de su sitio web. Para obtener más información, visite nuestra Política de Privacidad.