Buscar

BLOG

Beneficios del control de humedad en la industria láctea

indústria láctea

La humedad es un gran enemigo de la industria alimentaria en general, incluida la industria láctea. 

Presente en la dieta de miles de colombianos, para que los productos lácteos lleguen a los supermercados y a las mesas de los consumidores, es fundamental mantener el control de humedad durante la producción y almacenamiento de los productos.

Ya que la falta de este control puede ocasionar diversas pérdidas para la empresa y comprometer la calidad de las bebidas y alimentos derivados de la leche.

Por ello, hemos preparado este contenido, donde mostraremos los beneficios del control de humedad para la industria láctea y cómo es posible garantizar la calidad de estos productos. ¡No esperes más! 

¿Qué problemas puede causar la humedad en la industria láctea? 

Cuando hablamos de la industria láctea, estamos incluyendo el procesamiento de leche, producción de yogur y otros derivados, como el queso. 

El control de humedad es fundamental para garantizar la calidad e inocuidad de cada tipo de producto, dado que la contaminación de la leche por microorganismos no deseados puede ocurrir en diferentes etapas de la cadena productiva: desde la obtención, hasta el transporte, procesamiento, envasado y almacenamiento. 

Puede parecer contradictorio que la humedad represente un riesgo para los productos líquidos o con una alta concentración de agua en su propiedad. 

Sin embargo, las microgotas presentes en el aire pueden humedecer, por ejemplo, el embalaje de almacenamiento del producto, comprometiendo su estructura o, lo que es más grave, convirtiéndose en un lugar propicio para la aparición de microorganismos, como ácaros y hongos, que ponen en riesgo la calidad del producto.

Esto se debe a que, en términos generales, los productos lácteos son muy susceptibles al deterioro bacteriano. 

Por esta razón, el control de humedad se vuelve fundamental para evitar pérdidas y adaptarse a los requerimientos y necesidades del mercado. Asegurando la calidad del producto y minimizando la multiplicación microbiana, responsable de reacciones y deterioro en los productos lácteos.

Beneficios del control de humedad en la industria láctea 

El control de humedad es fundamental para evitar la proliferación de microorganismos no deseados en los ambientes de fabricación, evitando así el riesgo de contaminación del producto.

Además, existen numerosos beneficios al realizar este control. Entre ellos están: 

  • Mejorar la conservación de los ingredientes en polvo o deshidratados utilizados en el proceso de producción de algunos alimentos.
  • Evitar el desperdicio de insumos, ya sean materias primas para la producción o productos ya procesados ​​en almacenamiento.
  • Conservar las propiedades físico-químicas de los alimentos, manteniendo el color, textura, aroma y sabor característicos de cada producto.
  • Mantener la estructura de los empaques, evitando que pierdan fuerza o dificulten el pegado de las etiquetas.
  • Asegurar un ambiente libre de microorganismos que comprometan la calidad del producto y en consecuencia, la salud de los consumidores.
  • Evitar el apelmazamiento de productos lácteos deshidratados, como la leche en polvo y los derivados del suero en polvo.
  • Asegurar un mayor control de calidad y cumplimiento de las normas sanitarias.
  • Evitar la oxidación de equipos o la obstrucción de salidas de aire en cámaras frigoríficas.
  • Evitar el apelmazamiento de ingredientes en polvo en el almacén de insumos y materias primas.
  • Prevenir brotes de contaminación por condensación de ambientes generadores de vapor.
  • Evitar la proliferación de ácaros y hongos no deseados en cámaras de maduración de quesos duros y semiduros.

¿Cómo realizar el control de humedad en la industria láctea?

Los entornos de fabricación o procesamiento de la industria láctea requieren un control estricto para evitar la proliferación de bacterias y minimizar los problemas relacionados con las quejas de los clientes y las devoluciones de productos.

La mejor manera de resolver estos problemas es con el uso de un deshumidificador de aire industrial, lo que permite controlar y programar el equipo para mantener el nivel de humedad de acuerdo con el nivel recomendado para procesar cada tipo de producto.

Por ejemplo, en la maduración de quesos, donde lo ideal es mantener la humedad relativa (HR) del aire entre el 75% y el 95%, pero este nivel debe ser mucho menor en el caso de la leche en polvo, alrededor del 5%.

Este control de humedad es fundamental en toda la cadena productiva, no solo en la fabricación, sino también en el almacenamiento e incluso transporte de algunos tipos de derivados.

Bry-Air: la solución para el control de humedad en la industria láctea 

Siempre pensando en soluciones realmente efectivas para los empresarios de alimentos, Bry-Air cuenta con una línea de deshumidificadores industriales de aire de mediano caudal, la serie FLI.

Esta línea de deshumidificadores cuenta con modelos que atienden espacios de diferentes tamaños, ofreciendo control de humedad con altos estándares de consistencia, confiabilidad y ecología, eliminando continuamente la humedad del aire y satisfaciendo las necesidades de tratamiento del aire.

Bry-Air ha sido líder mundial en el control de humedad durante casi 60 años y tiene en su cartera soluciones ideales para los problemas de humedad en la industria láctea. 

Póngase en contacto con uno de nuestros consultores haciendo clic aquí para que podamos ayudarlo a identificar el equipo ideal para su negocio. 

Usamos cookies para personalizar anuncios, mejorar la experiencia, el rendimiento y la seguridad de su sitio web. Para obtener más información, visite nuestra Política de Privacidad.