Asistencia y soporte técnico →

BLOG

¿Cómo optimizar su proyecto de climatización?

Un buen proyecto de climatización debe diseñarse teniendo en cuenta la calidad del aire, el control de la humedad y el confort térmico.

Todo proyecto de ingeniería y arquitectura para naves comerciales o industriales debe considerar un elemento muy importante que va mucho más allá de la estética y la funcionalidad, que es la entrada y circulación de aire en el espacio.

En muchas edificaciones no es posible aprovechar o priorizar la entrada de ventilación natural, y también hay situaciones en las que es necesario tener un mayor control de la temperatura y humedad. En todos estos casos, la solución acaba siendo la instalación de sistemas de aire acondicionado, extractores y deshumidificadores.

Cualquiera que tenga experiencia con este tipo de proyectos sabe que instalar este equipo no es sencillo y necesita respetar una serie de parámetros para que la temperatura y humedad del aire no se conviertan en problemas que puedan traer riesgos y pérdidas al negocio.

Por eso, hemos separado algunos consejos que le ayudarán a la hora de preparar tu proyecto de climatización en estructuras existentes o en nuevas construcciones.

1- Dimensionar el espacio

A la hora de desarrollar un proyecto, es fundamental en primer lugar identificar con qué finalidad se utilizará el espacio. Por ejemplo, un almacén requerirá diferentes condiciones de temperatura y humedad que un almacenamiento en frío o un laboratorio farmacéutico.

Además, la cantidad de personas que circulan en el espacio, el área total del sitio, la cantidad de entradas de aire exterior también son factores que deben ser dimensionados en el proyecto para calcular la cantidad de equipos y el mejor lugar para instalar. cada uno de ellos.

En este sentido, el dimensionamiento ayudará a optimizar el sistema para evitar el desperdicio de energía y variaciones no deseadas en las condiciones de circulación del aire.

 

Para comprobar si su proyecto cumple con la legislación, le recomendamos consultar la norma ABNT NBR 16401, que establece las reglas y consideraciones para la instalación de equipos de aire acondicionado. El documento se divide en tres partes y aborda los criterios relacionados con el diseño, los parámetros para el confort térmico y la calidad del aire.

2- Diseño de conductos y extractores de aire

Los espacios grandes o con ambientes diversos pueden requerir la instalación de conductos para la circulación y distribución del aire.

En este caso, se debe centrar la atención en calcular la velocidad a la que se emite el aire enfriado del equipo para observar hasta dónde llegará. Esto influirá en la cantidad de equipos que se deben instalar en el edificio.

Lo mismo ocurrirá con los extractores, que ayudan a la circulación y distribución del aire por el ambiente interno y en los equipos de deshumidificación.

3- Confort térmico, calidad del aire y control de la humedad.

El objetivo de un proyecto de climatización no es sólo instalar equipos para enfriar (o calentar) el aire y su circulación. Un buen proyecto debe tener como objetivo brindar calidad de vida a quienes utilizan ese espacio a diario (clientes y empleados), asegurar la calidad de los productos producidos o almacenados en el lugar y preservar la maquinaria y los equipos en buenas condiciones.

Los ambientes muy fríos o muy calientes provocan molestias térmicas para quienes se encuentran en el lugar, así como el exceso de humedad puede dañar los productos, equipos e incluso favorecer la aparición de hongos en el ambiente, lo que perjudica la calidad del aire. Es por eso que un proyecto de climatización debe considerar estos tres aspectos y el impacto que causan a diario.

Se recomienda evaluar la Resolución de Anvisa Nº 09 emitida el 16 de enero de 2003, que establece estándares y referencias de calidad del aire para diferentes sectores.

4- Elección de los equipos

Una vez finalizada la fase de análisis y estudios, llega el momento de comprar los equipos.

Para hacer una buena elección, es fundamental considerar tres aspectos: calidad y eficiencia del producto, costo de instalación y mantenimiento y consumo eléctrico.

Para las actividades que requieran un control más riguroso de la humedad o ambientes con bajos niveles de humedad, se recomienda instalar, además de equipos de aire acondicionado y extractores, un sistema de deshumidificación de aire. Bry-Air fabrica y comercializa la línea FFB de deshumidificadores industriales, con equipos específicos para pequeñas, medianas y grandes estructuras, imprescindibles para un proyecto de climatización completo y eficiente.

Si tiene problemas con el control de la humedad y precisa mitigar este riesgo, conozca la línea de deshumidificadores desecantes de Bry-Air Brasil.

Bry-Air es líder mundial desde hace más de 50 años en la producción de equipos de deshumidificación de ambientes.

Siga a Bry-Air Brasil en Linkedin y Youtube