Asistencia y soporte técnico →

BLOG

¿Qué son los entornos de misión crítica y por qué los entornos de los centros de datos necesitan protección contra la contaminación del aire?

Las soluciones de climatización para centros de datos garantizan que los equipos que necesitan funcionar ininterrumpidamente estén operativos.

¿Alguna vez se ha detenido a pensar cuánto daño tendría su empresa si el centro de datos que aloja la información dejara de funcionar? Probablemente debe haber hecho que su corazón se acelere con solo imaginarlo.
Para evitar una situación como esta, es necesario seguir una serie de medidas de prevención, una de las cuales es el control de la humedad del centro de datos.
Un entorno de misión crítica, como también se le llama a los centros de datos, es un lugar que aloja una infraestructura tecnológica que necesita funcionar ininterrumpidamente.
Es decir, funciona las 24 horas del día, los siete días de la semana, los 365 días del año (366 en el caso de un año bisiesto). Una simple pausa en esta ubicación, ya sea por un milisegundo, es suficiente para generar pérdidas inestimables para las organizaciones.
Después de todo, estamos hablando de un lugar que alberga el procesamiento y almacenamiento de información y datos valiosos de millones de instituciones. Como tal, necesita seguridad y confidencialidad para que no se pierda nada.
Entre las principales medidas de protección se encuentran los sistemas contra incendios, inundaciones, estricto control de acceso y, por supuesto, ajuste de la temperatura y humedad del centro de datos.

La importancia del control de la temperatura y humedad para el centro de datos

La función principal de la climatización aire en entornos de misión crítica es proporcionar las condiciones ideales para mantener la seguridad y el funcionamiento de los dispositivos.
Según las directrices de la Sociedad Estadounidense de Ingenieros de Calefacción, Refrigeración y Aire Acondicionado (ASHRAE), la humedad relativa en un centro de datos debe estar entre el 45% y 55%, y la temperatura no debe exceder los 30°C.

Durante el funcionamiento, los equipos de un centro de datos pueden sobrecalentarse, debido al alto nivel de procesamiento que se les exige. En consecuencia, este calentamiento puede hacer que se apaguen.

Además, existe el riesgo de fluctuaciones de temperatura debido al sobrecalentamiento de las máquinas. Es decir, en un lugar donde hace mucho frío puede sufrir un ligero calentamiento, lo que genera condensación de aire y, en consecuencia, acumulación de agua.

Principales riesgos relacionados con la temperatura y la humedad para el centro de datos:

Carga electrostática
Peligro de daños en los dispositivos debido a la baja humedad del aire.

Oxidación de cables eléctricos.
Este riesgo ocurre cuando la humedad relativa es alta. Si los cables de los servidores se oxidan, pueden provocar que el sistema tenga un tiempo de inactividad, una detención que impida el procesamiento de la información.

Principio de incendio
Debido a la alta temperatura de los dispositivos, los riesgos de cortocircuitos e incendios son preocupaciones constantes en los entornos de misión crítica. No obstante, con el control climático correcto este problema se minimiza.

Pérdida de datos e información
Cualquier tiempo de inactividad en el centro de datos, incluso por una fracción de tiempo muy pequeña, puede provocar la pérdida de datos, lo que compromete seriamente las operaciones y la reputación de la empresa.

Punto de rocío en el centro de datos
El punto de rocío ocurre cuando hay condensación de agua en el ambiente, formando gotas en el techo, pisos o paredes. Estas gotas pueden dañar los dispositivos. Por eso, además del control de la temperatura en el centro de datos, es importante cuidar la humedad relativa del aire.

Eliminación del problema de la humedad del centro de datos

Como se explicó anteriormente, la climatización es uno de los factores más importantes para garantizar el perfecto funcionamiento de un entorno de misión crítica.
Después de todo, cuando se trata de este espacio, no puede ser demasiado cuidadoso. Es por eso que Bry-Air desarrolla tecnologías de vanguardia para el control de la humedad en centros de datos y entornos de misión crítica.
En entornos de centros de datos la recomendación es utilizar deshumidificadores desecantes (entienda la diferencia entre deshumidificación mecánica y desecante), una tecnología especializada en la que se determina el punto de rocío del aire para controlar con precisión la humedad, evitando que suceda cualquier problema mencionado anteriormente.
Los sistemas de deshumidificación desecante del centro de datos permiten un control preciso de las condiciones de humedad del aire.
¡Descubra la nueva solución de Bry-Air para el control de la temperatura y la humedad del centro de datos! El deshumidificador FFB 4500.

Si tiene problemas con el control de la humedad y precisa mitigar este riesgo, conozca la línea de deshumidificadores desecantes de Bry-Air Brasil.

Bry-Air es líder mundial desde hace más de 50 años en la producción de equipos de deshumidificación de ambientes.

Siga a Bry-Air Brasil en Linkedin y Youtube